Noticias

Locales y franquicias: un dúo inseparable

Las nuevas tendencias en locales y qué están buscando los franquiciados hoy. Los cambios que trajo la pandemia y cuáles son las zonas más demandadas.

A la hora de abrir un nuevo negocio, las franquicias son una buena opción para disminuir el riesgo y salir a la cancha con un modelo probado. Y, por suerte, en la Argentina hay una gran variedad de alternativas para elegir.

Pablo Pascolo, director de Centro Franchising nos cuenta: “Los locales de grandes dimensiones, como así también los ubicados en shoppings cerrados, han perdido atractivo comercial, fundamentalmente por la ecuación costo/beneficio y el alto riesgo de permanencia que suponen los negocios en estos tiempos”.

Igualmente, Pascolo advierte que esto impactó favorablemente en otras zonas que se convirtieron en polos “calientes” y concentraron gran parte de la oferta de productos y servicios de cercanía. “En otro orden, analizando el impacto desde la óptica del locatario, la pandemia le permitió tener mayor poder de negociación en las condiciones de locación: tiempos, costos, plazos de gracia”, aporta.

Location, location, location…

Es que con la popularidad del home office, zonas como el microcentro o Puerto Madero quedaron en un segundo plano y se acrecentó la tendencia a comprar en negocios de cercanía. Ese combo hizo que muchas franquicias se alejaran de los centros comerciales más tradicionales y, en cambio, buscaran tener mayor presencia en los barrios.

“La pandemia produjo una migración de los centros comerciales tradicionales hacia polos comerciales concentrados en barrios producto de la nueva modalidad de consumo. Esto produjo excelentes oportunidades de acceder a locaciones que en otras épocas eran inaccesibles (por disponibilidad o por costos). Obviamente que para que esto último impacte en realizar un buen negocio dependerá del tiempo que demore todo en volver a la normalidad y el mercado reaccione nuevamente a las prácticas de consumo habitual”, explica Pablo Pascolo.

Entre los cambios que trajo la pandemia fue la aparición de los dark-stores o dark-kitchens, es decir, locales que no dan a la calle y que están pensados para atender al público que compra de forma online o por las aplicaciones de delivery. Con esta modalidad se achicaron costos de construcción y decoración. Pero, incluso en los locales tradicionales, también se ve una tendencia a buscar inversiones más bajas, con menos ostentación.

Mirada a futuro

En un contexto con pocas certezas, Pascolo opina: “Hay mucha incertidumbre y aún no se termina de acomodar la reacción del mercado, producto de lo prolongado de la pandemia y las dificultades para realizar proyecciones de negocios a futuro. Hemos observado una primera ola de cierre y mudanza de locales (los que no soportaron la crisis), pero entendemos que aún puede haber mayores afectaciones respecto a cierres en este invierno”. Además, coincide en que la gastronomía seguirá ocupando la primera plana en locales de zonas calientes, teniendo en cuenta también que la capilaridad territorial se está produciendo con las anteriormente mencionadas “cocinas ocultas” que permiten reducir muchísimo los costos.

FUENTE: ZONAPROP NOTICIAS
Por: Eugenia Iglesias.
Imagen principal: Sol Salute en Pinterest

 

¿Querés recibir información sobre el mundo de las franquicias?
Suscribite a nuestro Newsletter completando tus datos AQUÍ

General, Noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.